Organización

Cuándo organizas, economizas energía y tiempo. Aprende 3 criterios fundamentales para organizarte.

Es importante colocar nuestras pertenencias físicas o virtuales de manera organizada para no perder tiempo ni energía en tener que buscarlas. ¿Cuántos de ustedes pierden tiempo buscando su mochila o bolsa?; ¿Cuánto tiempo pierden tratando de encontrar sus llaves o su celular?; ¿Cuántos pierden tiempo buscando un documento en su laptop?… El criterio fundamental de una buena organización es el orden. Para poder producir un orden eficiente se requieren 3 criterios fundamentales:

  1. Todo objeto debe de tener un lugar asignado, como mínimo, en el cuál deba de permanecer dicho objeto. Mis llaves tienen asignados 2 lugares, mi bolsillo izquierdo y mi nochero. Mi televisor tiene asignado 1 sólo lugar, en la sala, colgado sobre la pared principal. Mi mochila tiene asignado 3 lugares, colgada sobre la perilla de la puerta de mi casa; colgada sobre la perilla de la puerta de mi trabajo y colgada sobre mis hombros.
  2. Los lugares pueden tener más de 2 objetos en el perímetro en el que son colocados. De ser así es importante recordar cuáles son esos objetos que pertenecen a ese lugar en específico. Para ello existen 2 formas:
    1. Colocar objetos por separado sin ningún vínculo en común, lo cuál se recomienda colocar una etiqueta en donde se señale los objetos que pertenecen a dicho espacio. Ejemplo, en el soporte de mi nochero tengo asignados 4 objetos: mis llaves, mi billetera, mis lentes, mi celular y mi lámpara.
    2. Colocar objetos con algún vínculo en común, como mínimo, lo cuál se recomienda colocar una etiqueta especificando ese vinculo(s) en común que tienen dichos objetos. Ejemplo, en el cajón de mi nochero tengo una etiqueta que dice lo siguiente “Libros de filosofía”. En ese cajón tengo 4 libros de filosofía, que cuando termino de leer alguno de ellos lo sustituyo por otro libro de filosofía. Otro ejemplo es en mi refrigerador. En los cajones de hasta abajo tengo una etiqueta que dice “Frutas y verduras”.
      1. Colocar vínculos en común sobre los vínculos. Esto quiere decir que al tener una etiqueta como la de “frutas y verduras”, puedo agregar más vínculos separados por diferentes nuevos espacios. Por ejemplo el cajón de las frutas y las verduras tiene una división natural de 4 cajones. Por lo mismo en el primer cajón superior coloco una etiqueta que dice ajos y cebollas; en el segundo, aguacates y limones;  en el tercero, pepinos y papas; y en el último , jícamas y yucas. Como se darán cuenta todos estos objetos tienen un vínculo en común y es que todos son frutas o verduras, que a su vez tienen subvínculos “ajos y cebollas”, “aguacates y limones”, etc.
  3. EL CRITERIO FUNDAMENTAL PARA ASIGNAR LUGARES A OBJETOS ES EL DE LA UTILIDAD. Cuándo decidan asignar algún lugar para un objeto o conjunto de objetos, es importante preguntarse ¿Qué beneficios me va aportar colocar dichos objetos en dicho lugar? Ejemplo de ello es el control remoto de la tele. Muchas personas deciden colocarlo en un cajón que está lejos del sillón. Esto implica que cuando alguien decide ver la tele, primero tiene que caminar al cajón, sacar el control remoto, luego caminar hasta el sillón y luego ver la tele. Cuando se termina de ver la tele, se tiene que ir de nuevo al cajón para guardar el control remoto. Una solución para evitar la caminata del cajón al sillón y del sillón al cajón es colocar el control remoto en alguna de las esquinas del sillón, de esa manera se economiza energía y tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s