Procrastinar

Procrastinación y baja autoestima

La procrastinación es el acto de postergar alguna actividad, previamente propuesta por nosotros, para después.

“Parte de la procrastinación tiene su origen en una baja autoestima…”, afirma el neurólogo Daniel levitin, en su libro “The Organized mind”.

Cuando tenemos que cumplir una actividad que demanda algún tipo de esfuerzo físico o mental podemos fallar en el intento. Si fallamos en el intento sentimos, emocionalmente, que fracasamos, quedando mal frente a nosotros mismos y, si hay otros presentes, frente a ellos. Luego, como mecanismo de defensa para no vernos a nosotros mismos como fracasados, lo que le dice nuestro inconsciente a nuestro consciente es: “mejor no hagas aquello en lo que puedes fracasar, déjalo para más tarde así no vas a tener que confrontar la posibilidad del fracaso”.

Un ejemplo es cuando queremos correr 5 km diarios a 3 minutos por kilómetro, llegado el momento, tu inconsciente le puede decir a tu consciente “mejor no lo hagas hoy, corre mañana, hoy descansa, necesitas descansar, tuviste un día agitado… – y por otra parte le dice – mejor déjalo para después ya que si no cumples con el objetivo te vas a ver como un fracasado.”

Si queremos dejar la procrastinación debemos empezar por decirle a nuestro inconsciente: “está bien fracasar, no soy peor persona si lo hago, de hecho, cuando fracaso, puedo APRENDER A MAYOR VELOCIDAD que si no.”