Valoración Personal

Elementos que favorecen o dificultan mi deseo de querer cumplir con mis metas.

La fuerza de voluntad es el deseo que tenemos de realizar alguna actividad frente a las adversidades. En este articulo veremos como fortalecerla.

Es muy importante entender que la fuerza de voluntad está determinada por 5 factores:

  1. Placer a obtener.
  2. Dificultad de la actividad para obtener el placer deseado.
  3. Tiempo de espera para obtener el placer deseado.
  4. Energía física.
  5. Capacidad de concentración.

En este articulo nos encargaremos de ver sólo los primeros 3 factores.

Es muy importante entender que la fuerza de voluntad es un deseo de adquirir algo, QUE NO SE POSEE, Y QUE IMPLICA DIFICULTADES PARA SER OBTENIDO.

Cualquier actividad implica el consumo de energía, unas más que otras. El consumo de energía es un cambio al que nuestro cuerpo se resiste, ya que el cuerpo mismo para poder seguir vivo necesita de energía, por lo tanto procura economizar la energía que tiene. De esta afirmación se desprende un razonamiento: “El cuerpo tiende a economizar energía, por lo tanto es natural que el cuerpo prefiera aquellas actividades que consumen menos energía que las otras.” De este razonamiento, se puede entender porqué preferimos realizar algunas actividades más que otras.

De esto, además, se desprende una pregunta vital ¿Por qué se prefieren realizar algunas actividades y se rechaza otras? En mi opinión parte de la respuesta radica en los 5 factores que mencioné anteriormente, y como ya lo mencioné sólo señalaré la relación con los primeros 3. Pongamos un ejemplo para ilustrar.

Una persona puede desear subir de masa muscular y tener un cuerpo tonificado (objetivo deseado). La persona arma una rutina para poder llegar al objetivo deseado (Un cuerpo tonificado). Esta rutina implica ser realizada en 7 días mediante la realización de 2000 lagartijas diarias y 6000 abdominales diarios.

  1. El placer a obtener: Cuerpo tonificado
  2. Dificultad de la tarea a realizar: 2000 lagartijas diarias y 6000 abdominales (Esta actividad implica mucho consumo de energía, por lo tanto la actividad es considerada como muy difícil)
  3. El tiempo de espera para obtener el placer deseado (cuerpo tonificado): 7 días (Es un periodo muy corto, por lo tanto ese periodo corto incentiva al deseo de llevar a cabo la actividad)

En una escala del 1 al 3 en donde 1 significa que vas a renunciar el primer día; 2 significa que vas a renunciar a la mitad del tiempo establecido y 3 significa que vas a cumplir con los 7 días que tanto crees posible que puedas cumplir con el objetivo: ¿ ?

Probablemente si eres una persona que no tiene el hábito de realizar ejercicio señalarás el 1 o el 2. Y Probablemente si eres una persona muy deportista ,y que ya está habituado al dolor que produce hacer ejercicio, podrás señalar el 3. Como se puede apreciar, la dificultad del cumplimiento del objetivo, radica exclusivamente en la dificultad de la actividad a realizar. Pero por el contrario el hecho de que las actividades difíciles se van a hacer en poco tiempo, esto aumenta el deseo de querer lograrlo.

Ahora pongamos el mismo caso pero con números diferentes.

Una persona puede desear subir de masa muscular y tener un cuerpo tonificado. La persona arma una rutina para poder llegar al objetivo deseado (Un cuerpo tonificado). Esta rutina implica ser realizada en 2 años mediante la realización de 10 lagartijas diarias durante la primera semana y 20 abdominales diarios durante la primera semana. Cada semana se le irán agregando 2 lagartijas y 4 abdominales más para así llegar a la última semana con un total de 208 lagartijas y 417 abdominales diarios.

  1. El placer a obtener: Cuerpo tonificado
  2. Dificultad de la tarea a realizar: 10 lagartijas diarias y 20 abdominales diarios con un incremento de 2 – 4, cada semana. (La dificultad de esta actividad es mucho más fácil de realizar que la anterior)
  3. El tiempo de espera para obtener el placer deseado (cuerpo tonificado): 730 días (Es un periodo muy largo, por lo tanto ese periodo dificulta el deseo de querer mantener la actividad cosa contraria que el anterior)

En una escala del 1 al 3 en donde 1 significa que vas a renunciar el primer día; 2 significa que vas a renunciar a la mitad del tiempo establecido y 3 significa que vas a cumplir con los 730 días, ¿qué tanto crees posible que puedas cumplir con el objetivo?: ¿ ?

Probablemente algunas dirán 1; otros 2 y otros 3. Lo cierto e importante con este caso es que el hecho de saber que el cuerpo tonificado lo vas a obtener en 730 días, desmotiva. Cosa contraria que en el caso anterior, el hecho de tener un cuerpo tonificado en 7 días motiva. Ahora bien, la actividad a realizar en el caso anterior desmotiva pues eran 2000 lagartijas diarias y 4000 abdominales diarios, cosa contraria a este caso en donde la actividad es más fácil de realizar 10 lagartijas diarias y 20 abdominales y por lo tanto motiva.

Resumiendo: A menor dificultad de la actividad, mayor fuerza de voluntad; A menor distancia entre la actividad  y el placer a adquirir mayor fuerza de voluntad.

El caso anterior señala la relación entre la dificultad de la actividad y la distancia del tiempo con la fuerza de voluntad, pero no la intensidad del placer a adquirir. El placer a adquirir es un elemento muy importante para fortalecer o disminuir la fuerza de voluntad.

Es importante señalar que existen diferentes grados de placer, no es lo mismo comer una manzana con poca hambre que comer la misma manzana con mucha hambre, en el primer caso el deseo es menor al segundo. Lo mismo sucede para cualquier objeto a desear. Existen algunos objetos que se desean más que otros y el criterio para preferir a unos más que a otros es el placer obtenido, cuánto más placer produce el objeto, más deseo de querer adquirirlo.

Resumiendo: A mayor placer a adquirir, mayor fuerza de voluntad.

Para concluir el tema:

La fuerza de voluntad va a ser directamente proporcional a la intensidad del placer a adquirir + la dificultad de la actividad para adquirir dicho placer + el tiempo de espera entre la actividad a realizar para adquirir el placer deseado.

 


FV= Intensidad del placer a adquirir + Dificultad de la actividad + Tiempo de espera.


Organización

Cuándo organizas, economizas energía y tiempo. Aprende 3 criterios fundamentales para organizarte.

Es importante colocar nuestras pertenencias físicas o virtuales de manera organizada para no perder tiempo ni energía en tener que buscarlas. ¿Cuántos de ustedes pierden tiempo buscando su mochila o bolsa?; ¿Cuánto tiempo pierden tratando de encontrar sus llaves o su celular?; ¿Cuántos pierden tiempo buscando un documento en su laptop?… El criterio fundamental de una buena organización es el orden. Para poder producir un orden eficiente se requieren 3 criterios fundamentales:

  1. Todo objeto debe de tener un lugar asignado, como mínimo, en el cuál deba de permanecer dicho objeto. Mis llaves tienen asignados 2 lugares, mi bolsillo izquierdo y mi nochero. Mi televisor tiene asignado 1 sólo lugar, en la sala, colgado sobre la pared principal. Mi mochila tiene asignado 3 lugares, colgada sobre la perilla de la puerta de mi casa; colgada sobre la perilla de la puerta de mi trabajo y colgada sobre mis hombros.
  2. Los lugares pueden tener más de 2 objetos en el perímetro en el que son colocados. De ser así es importante recordar cuáles son esos objetos que pertenecen a ese lugar en específico. Para ello existen 2 formas:
    1. Colocar objetos por separado sin ningún vínculo en común, lo cuál se recomienda colocar una etiqueta en donde se señale los objetos que pertenecen a dicho espacio. Ejemplo, en el soporte de mi nochero tengo asignados 4 objetos: mis llaves, mi billetera, mis lentes, mi celular y mi lámpara.
    2. Colocar objetos con algún vínculo en común, como mínimo, lo cuál se recomienda colocar una etiqueta especificando ese vinculo(s) en común que tienen dichos objetos. Ejemplo, en el cajón de mi nochero tengo una etiqueta que dice lo siguiente “Libros de filosofía”. En ese cajón tengo 4 libros de filosofía, que cuando termino de leer alguno de ellos lo sustituyo por otro libro de filosofía. Otro ejemplo es en mi refrigerador. En los cajones de hasta abajo tengo una etiqueta que dice “Frutas y verduras”.
      1. Colocar vínculos en común sobre los vínculos. Esto quiere decir que al tener una etiqueta como la de “frutas y verduras”, puedo agregar más vínculos separados por diferentes nuevos espacios. Por ejemplo el cajón de las frutas y las verduras tiene una división natural de 4 cajones. Por lo mismo en el primer cajón superior coloco una etiqueta que dice ajos y cebollas; en el segundo, aguacates y limones;  en el tercero, pepinos y papas; y en el último , jícamas y yucas. Como se darán cuenta todos estos objetos tienen un vínculo en común y es que todos son frutas o verduras, que a su vez tienen subvínculos “ajos y cebollas”, “aguacates y limones”, etc.
  3. EL CRITERIO FUNDAMENTAL PARA ASIGNAR LUGARES A OBJETOS ES EL DE LA UTILIDAD. Cuándo decidan asignar algún lugar para un objeto o conjunto de objetos, es importante preguntarse ¿Qué beneficios me va aportar colocar dichos objetos en dicho lugar? Ejemplo de ello es el control remoto de la tele. Muchas personas deciden colocarlo en un cajón que está lejos del sillón. Esto implica que cuando alguien decide ver la tele, primero tiene que caminar al cajón, sacar el control remoto, luego caminar hasta el sillón y luego ver la tele. Cuando se termina de ver la tele, se tiene que ir de nuevo al cajón para guardar el control remoto. Una solución para evitar la caminata del cajón al sillón y del sillón al cajón es colocar el control remoto en alguna de las esquinas del sillón, de esa manera se economiza energía y tiempo.

Valoración Personal

Personas que se creen superiores a otros por leer más libros…

Me he encontrado a muchas personas que se jactan de ser inteligentes por haber leído muchos libros. Cuando pregunto a esas personas qué tipo de libros han leído, me responden: El psicoanalista; La naranja mecánica; Game of Thrones; y, en general, cualquier libro de literatura novelesca.

¿Por qué leer libros de literatura novelesca te hace más inteligente y por lo tanto superior a aquellos que no leen literatura novelesca?

En lo personal no creo que eso sea cierto. No creo que leer literatura novelesca te convierta en una persona más inteligente que otra. Las razones son las siguientes:

– La inteligencia es la capacidad humana para poder sostener la concentración en el mayor tiempo posible; Sostener la información en el mayor tiempo posible; Articular pensamientos de manera lógica en la mayoría de las circunstancias posibles ; Resolver problemas en el menor tiempo posible.

a) Si ésta es la definición de inteligencia, no veo el porqué algunas personas se podrían creer más inteligentes que otras si no están ejercitando ninguna de las habilidades de la inteligencia de manera directa, es decir no están haciendo ejercicios de concentración, de memoria, de razonamiento lógico, deliberadamente, sino que están usando indirectamente esas habilidades: leer supone concentración; leer supone el uso de la memoria; leer supone el uso de la lógica y leer supone el uso de la resolución de problemas. Ahora bien, Cualquier actividad supone el uso de éstas habilidades. Toda actividad supone el uso de la concentración; el uso de la retención de la información; etc. Por lo tanto no veo el porqué alguien se pudiera jactar de ser más inteligente que otro por le hecho de leer libros.

b) La información que se adquiere de un libro novelesco es parecido al de una serie de televisión o a la de una película. La gran diferencia entre ambos casos es que en el ver series o películas no hay que imaginar y en el leer un libro novelesco sí. Luego ver una película o una serie es semejante a leer un libro novelesco. Por lo tanto no veo el porqué leer un libro, que estimula la imaginación, te volvería más inteligente según la definición de inteligencia descrita aquí arriba.

c) Nadie es superior a otros por poseer más experiencia que otros. Para empezar todos poseemos un conjunto de experiencias que nunca nadie va ha poder adquirir. Por ejemplo, ¿cuántas personas conocen el pueblo de San Juan de Harhuac ubicado en la sierra peruana? probablemente ninguno de los lectores, y, en caso de haber estado ahí, ¿estuvieron en las fechas del 16 de Julio al 26 de julio del 2011?… Supongamos que sí estuvieron en esas fechas, aun así en ese mismo lugar y en esas mismas fechas no estuvieron percibiendo lo que mis sentidos percibían en el espacio en el que me ubicaba. Es decir no podrían sentir el mismo nivel de frío que yo; no podrían sentir el mismo viento que empujaba a mi rostro; etc. Luego la experiencia es única a irrepetible entre individuos y por lo tanto no se puede decir que una experiencia sea más valiosa que otra…

Todos somos únicos e irrepetibles, nadie puede vivir lo que nosotros vivimos. La experiencia no nos vuelve mejores a otros, simplemente nos vuelve distintos en cuanto a la experiencia que vivimos.

Comunicación

No te puedes comunicar si no te sabes expresar.

El error más usual dentro de la comunicación radica en suponer que todos los términos que componen a nuestro léxico significan lo mismo para todas las personas con las que hablamos.

Si por ejemplo yo te pregunto a ti lector: ¿Eres cursi?; ¿Qué responderías?

Muchos lectores responderían de inmediato “no, no soy cursi” o “sí, sí soy cursi”. En este caso en particular, las personas que respondieron con un “sí” o con un “no” suponen que el término “cursi” significa lo mismo para ellos que para mí, incurriendo de esta forma en un error, ya que mi definición de cursi, puede ser distinta a la suya. Esto sería un error ya que la definición de cursi en ambas partes pueden ser distintas y por lo tanto cuando afirmemos un “sí” o un “no” podremos estar pensando en objetos distintos.

Permítanme darles MI definición de cursi. Cursi para mí significa:  aquella persona que tiene por hábito el ver películas románticas. Es decir sólo cuando alguien tiene el hábito de ver películas románticas, es entonces cuando puedo decir que esa persona es cursi. Probablemente en este punto muchos lectores al entender lo que para mí significa “cursi” pueden decir un “no” o un “sí” diferente al inicial.

Ahora déjenme preguntarles a ustedes y por favor no vayan al diccionario de la RAE o a ningún otro, ¿qué significa cursi para ustedes? Probablemente su definición sea distinta a la mía o semejante en algo pero no en todo. De modo que la premisa inicial  con la que empecé este artículo se cumple. (“El error más usual dentro de la comunicación radica en suponer que todos los términos que componen a nuestro léxico significan lo mismo para todas las personas con las que hablamos.”)

Este ejemplo resalta una idea muy interesante. Algunos de los términos o palabras que utilizamos, pueden ser distintas a los de los demás. De modo que cuando utilicemos algún término o palabra, no supongamos que la otra persona que nos escucha entiende exactamente lo mismo que nosotros… Si yo empleo en una oración la palabra “inteligente”, no supongan que mi definición de “inteligente” significa lo mismo para mí que para ustedes…

 

 

memoria

Somos lo que pensamos

Desde antiguo la pregunta “¿quién soy?” Ha sido enigmática y en la actualidad sigue siendo enigmática. La pregunta por la identidad personal es de suma importancia. Imaginen a un hombre que cree que es un árbol. Su mayor preocupación será la de vivir como un árbol… ¿cómo vive un arbol? Pues se alimenta del sol y agua. Tiene movimientos lentos y muda conforme a las estaciones; de alguna manera el individuo buscará reproducir estos patrones ya que el mismo se identifica como un árbol. Con este ejemplo queda expuesto la importancia por responder a la pregunta quien soy, ya que esta pregunta al final terminará por regular nuestros sentimientos y acciones.

Quisiera compartir con ustedes una breve reflexión que he trabajado a lo largo de algunos años.

Lo primero y más importante es distinguir entre la identidad de la humanidad vs mi identidad. No es lo mismo definir al ser humano, según Aristóteles, como un animal político, a yo definirme como animal político. En efecto cumplo con las características de ese animal político, pero no cubre mi identidad total. Soy mucho más que un animal político.

Si pudiera decir que es lo que complementa a esa identidad general, aplicada a todo ser humano, diría que sería el cúmulo de experiencias que se almacenan en mi memoria. Aquellas experiencias que viví con amigos, familiares o solitarias. Aquella comida que comí en mi cumpleaños numero 21; aquella madre y padre que me cuidaron; aquellos partidos de fútbol que me destruyeron el corazón por la injusticia del arbitro; etc.

La identidad de mi persona radica, en mi opinión, principalmente en ese cúmulo de experiencias que se almacenan en mi memoria. Si alguien con alguna máquina pudiera extraer todos mis recuerdos, muy probablemente, dejaría de entenderme y, muy probablemente, entraría en una angustia profunda.